Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web Saber más

Acepto

El papel de la escuela en el entorno social. Be Education

Hace unos días tuvo lugar en el nuevo Teatro Fernández-Baldor, la presentación de la plataforma educativa BE EDUCATION (Ser educación), surgida de la iniciativa de un grupo de profesores de nuestro Colegio Parroquial San Ignacio de Loyola. Os reconozco que salí conmovido.

Desde hace años, especialmente después de implantar las herramientas móviles en bachillerato, algunos profesores se han puesto a trabajar juntos hasta el fondo. Por su experiencia común en la elaboración de los materiales propios, por el encuentro auténtico con los alumnos de secundaria y bachillerato y por el crecimiento personal que la docencia les estaba suponiendo, han querido crear una plataforma de comunicación para el nuestro (que ya adquiere dimensiones grandes) y otros muchos colegios.

Ya, desde hace años, vienen visitándonos muchos Colegios de toda España. Todos reconocen que el gran valor del Colegio, es trabajo en común de su equipo de profesores. Han comenzado un buen puñado, pero su deseo es alcanzar a todos. Siempre surgen suspicacias, pero el bien para el colegio entero, es innegable. También muchos judíos-cristianos sospechaban de Pablo cuando salió a anunciar la Buena Nueva a los pueblos gentiles. El bien es difusivo. No puede encerrase -menos en esta "aldea global" en que vivimos. Leyendo el Evangelio de la Ascensión del Señor, me sorprende ver cómo después de que "mientras los bendecía, se separó de ellos", san Lucas comenta que "volvieron a Jerusalem con gran alegría; y estaban siempre en el Templo, bendiciendo a Dios". Hay ciertas "separaciones", ciertos pasos que damos en nuestras vidas, que más que una separación suponen un abrazo mayor. Que un Colegio -o cualquier comunidad verdaderamente cristiana- tenga como horizonte el mundo entero, en vez de limitarle; separarse, distanciarse, sirve a todos para levantar la mirada. Cuando un buen amigo mío sacerdote dio el paso para irse de misiones, alejándose de su comunidad de origen, nos hizo a todos levantar la mirada para darnos cuenta del verdadero horizonte de la vida: alcanzar las estrellas, el cielo, que hoy Jesús alcanza y para el que hemos nacido.

En comunión, vuestro párroco.

La Reina preside el acto de presentación del proyecto del Colegio San Ignacio de Loyola seleccionado como finalista en la III edición del programa “Aprender a Emprender”.

El proyecto “Hay un amigo en ti”, promovido y desarrollado por los profesores y alumnos de la etapa de primaria del Colegio San Ignacio de Loyola,fue uno de los cinco programas seleccionados para ser expuestoy presentadoen el marco de un encuentro presidido por su Majestad la Reina Doña Letizia.

La Reina ha apoyado de forma explícita el programa de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi) ‘Aprender a emprender: Cómo Educar el talento Emprendedor’ que imparte la Fundación Trilema a docentes de toda España. Una Fundación que concede anualmente un único galardón (El Premio Entidad) a destacadas instituciones que trabajan por los jóvenes, fomentando el espíritu emprendedor, la ocupación y la inserción laboral, la educación y el éxito escolar, la vocación y el talento.

El objetivo de este programa es concienciar, fomentar y orientar la educación emprendedora como un aspecto clave para el futuro de los jóvenes.

Fue ayer tarde cuando Dña. Letizia, durante su intervención, aludió a la importancia de la educación y el papel que los educadores tienen en el ámbito social ayudando a los niños y jóvenes a ser autónomos, a trabajar en equipo y a liderar proyectos.

Antes de entregar el Premio Entidad, los cinco centros educativos seleccionados para exponer sus proyectos emprendedores tuvieron la ocasión de presentar sus iniciativas ante los asistentes congregados al acto.

El Colegio San Ignacio de Loyola, uno de los seleccionados para tal cometido, presentó el proyecto de hermanamiento “Hay un amigo en ti”, impulsado y promovido por los profesores y alumnos de la etapa de Primaria. La iniciativa busca el acompañamiento de los alumnos tanto en el ámbito escolar como en el personal y espiritual. De este modo, se ayudan a nivel curricular, mientras juegan en el patio o ejercitan otras actividades. Se trata  detener un referente no docente en quien poder confiarpara contarle cómo nos sentimos y qué necesidades tenemos. El acompañamiento entre alumnos, crea así unos vínculos capaces de traspasar el ámbito escolar.

Sensibilizados con el afán de acompañar y sentirnos acompañados y teniendo presentes los hilos conductores del proyecto: “¿Cómo puedo ayudar a otros?; ¿Qué podemos aprender a través del juego?; ¿Para quién eres importante?” se seguirán dando pasos que posibiliten la continuidad del proyecto y su extensión a otros colectivos.

La experiencia que los profesores y alumnos de San Ignacio vivieron ayer tarde con la culminación de la preparación de este proyecto, servirá como estímulo para seguir trabajando con espíritu constructivo y afán de mejora continua.  

Padres e hijos unidos por el baloncesto

El pasado viernes se puso en marcha una iniciativa para impulsar la práctica del baloncesto en familia. Y es que, los viernes por la tarde a la salida del colegio, todos aquellos padres o madres que quieran, pueden practicar con sus hijos y pasar un rato divertido con otras familias.

Si estáis interesados y aún no habéis podido asistir, podéis contactar con Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y apuntaros a esta divertida actividad que seguro dejará en vosotros y vuestros hijos muy buen sabor de boca.

Hoy es el día más hermoso

"Hoy es el día más hermoso de nuestra vida,
querido Sancho;
los obstáculos más grandes,
nuestras propias indecisiones;
nuestro enemigo más fuerte,
el miedo al poderoso y a nosotros mismos;
la cosa más fácil, equivocarnos;
la más destructiva, la mentira y el egoísmo;
la peor derrota, el desaliento;
los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor;
las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén.”

El Quijote. Miguel de Cervantes

Encuentro de Emilio de Villota y los alumnos de San Ignacio.

Con motivo de la próxima bendición del polideportivo que lleva el nombre de su hija, Emilio de Villota, visitó el colegio hace unos días y compartió un emotivo encuentro con los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP.

Acompañado de Alfonso Jiménez, Presidente de la Fundación del Consejo Superior de Deportes  y amigo de la familia Villota, se encargaron de desvelar a los alumnos la fuerza y vitalidad de María, aún en los momentos más duros, tras el accidente de automovilismo que le costaría su carrera y posteriormente la vida.

Algunas de las virtudes que caracterizaban a María, la gestión del detalle, el perfeccionismo, el afán de superación, el esfuerzo constante…siguieron estando presente tras sufrir el aparatoso accidente y aparecieron otras nuevas, que incluso para los más allegados, fueron una sorpresa: la alegría de vivir, la necesidad de hacer algo por los demás, el afán por sacar la mejor versión de sí misma…

María, como su mismo padre comentó en el encuentro, es un caballo de Troya para los jóvenes de hoy, ya que gracias una serie de elementos externos (la pompa del automovilismo, la influencia social, el choque de ver una mujer en un mundo eminentemente masculino…) es más fácil que su vida, sus valores y su ejemplo, calen hondo en los jóvenes que buscan su pasión, descubrir su talento y seguir un camino. “No renunciéis a vuestros sueños y tratar de ser la mejor versión de vosotros mismos”, decía María. “La sensación de hacer algo por los demás es tan plena que hace que la vida merezca la pena.”  

Broche de Oro en San Ignacio para el final de temporada de la liga ADS

La “casualidad” o los “astros” quisieron que el último partido de la temporada se jugara en casa entre los equipos benjamines negros y verdes del San Ignacio de Loyola.

Nuestros jugadores más que motivados por la especial coincidencia y la oportunidad de enfrentarse a sus compañeros y amigos, dieron lo mejor de sí en un partido que se disputó en el pabellón que el colegio tiene en Arroyo de Viales y que lleva el nombre de una gran deportista y mejor persona: María de Villota.

Fueron muchos los momentos que nos regaló este último partido no sólo en la cancha, sino también en las gradas donde padres y madres de los jugadores animaban con fervor a aquellos niños que tan sólo hace unos años daban sus primeros pases de balón en los entrenamientos y partidos que la Escuela de Baloncesto organizaba.

A falta de tan sólo unos minutos del final del partido, la cara de grandes y pequeños cambió al ver aparecer en la cancha, al actual capitán del Real Madrid en la Liga ACB, Felipe Reyes. Un ejemplo de superación, deportividad, carisma y talento, que en todo momento se mostró abierto a compartir con los niños algunos momentos de juego, firma de camisetas y sesión espontánea de fotos.

Generoso, afable y muy cercano, Felipe recibió muy agradecido una sudadera de la Escuela de Baloncesto San Ignacio de manos de Piluca Guil, que es en la actualidad coordinadora y entrenadora de la escuela y que debutó en la máxima categoría con 16 años, tras cuatro años jugando en el Canoe. Piluca fue selección española en todas las categorías de formación.

Un broche de oro para un cierre de temporada que ha supuesto una suma de habilidades y aprendizaje de vida para los niños del San Ignacio que la protagonizan.

 

Experiencia INTERTAFAD

La semana pasada nuestros alumnos de TAFAD y TECO participaron en un proyecto deportivo llamado Intertafad.

Con este proyecto, ubicado en Torrejón de Ardoz se pretenden aplicar los conocimientos adquiridos durante el curso formativo y realizar una jornada de convivencia con diferentes centros educativos, con la finalidad de disfrutar del deporte.

Durante esta jornada se llevaron a cabo diferentes competiciones en algunas modalidades deportivas como:

  • Kin ball (balón gigante)
  • Carrera 1500 metros: donde dos de nuestros alumnos quedaron 4º y 6º respectivamente en una prueba con más de 30 corredores.
  • Bádminton: donde pudimos jugar hasta la semifinal.
  • Fit Training: Prueba física que tenía salto comba, flexiones, sprines, burpees, abdominales...Uno de nuestros alumnos se clasificó para la final y en la prueba femenina tuvimos a una subcampeona y una 4ª clasificada.

La experiencia en todos los ámbitos fue más que positiva. La deportividad y el buen ambiente predominaron la jornada. 

Superación, esfuerzo y solidaridad, los valores que María de Villota abanderó

Ayer tuvimos la ocasión de charlar y compartir vivencias con dos personas que conocieron muy bien a María de Villota, a la que el Colegio San Ignacio de Loyola, debe el nombre de su pabellón deportivo. 

Emilio de Villota es, además de padre de María de Villota, ex piloto de Fórmula 1 cosechando numerosas victorias, piloto en las24 horas de Le Mans,Premio Nacional del Deporte a los Valores Humanos en 1980, Mejor Deportista Internacional  1980 (Unión de Periodistas Deportivos), Medalla de Oro al Mérito Deportivo de la Real Federación Española de Automovilismo. En 1980 funda la Escuela de Pilotos que lleva su nombre y por la que han dado sus primeros pasos Fernando Alonso, Carlos Sainz, Pedro Martínez de la Rosa, Marc Gené, Carlos Sainz Jr. entre otros. 

Por su parte, Alfonso Jiménez Prado es Director General de laFundación Deporte Jovendel CSD, y Co Director del Programa Ejecutivo enPublic Affairs, Comunicación y Protocolo de la EOI. Además es Profesor Colaborador en distintas Universidades así como en entidades públicas y privadas. 

Ambos comparten el objetivo de transmitir a los jóvenes y deportistas la alegría y valores que encarnó la figura de María de Villota que vivió de acuerdo a lo que “Lo Que De Verdad Importa”. 

El próximo día 28 de abril, fecha en la que el Arzobispo de Madrid, Monseñor D. Carlos Osoro, bendecirá la III fase de construcción del colegio, tendremos la ocasión de volver a recordar en palabras de su padre y amigo ese gran legado que nos dejó la deportista madrileña.

El Colegio San Ignacio de Loyola, seleccionado para presentar el proyecto “Hay un amigo en ti" en la III edición del programa “Aprender a Emprender”

El próximo día 26 de abril, tendrá lugar la III edición del programa de formación a docentes: Aprender a Emprender: Cómo educar el talento emprendedor’.

Un programa educativo pionero en España que permite cada año, que más de 10.000 alumnos de todas las edades desarrollen la competencia de aprender a emprender en el aula, gracias a la formación que reciben sus profesores en educación emprendedora.

La Fundación Princesa de Girona (FPdGi), que promueve el programa, y la Fundación Trilema, que lo imparte, continúan trabajando así para que los jóvenes desarrollen su talento emprendedor y sepan afrontar de forma positiva su vida personal y laboral.

El proyecto “Hay un amigo en ti”, promovido y desarrollado por los profesores y alumnos de la etapa de primaria del Colegio San Ignacio de Loyola, ha sido uno de los cinco programas seleccionados para ser expuesto y presentado en el marco de un encuentro presidido por su Majestad la Reina Doña Letizia.

“Hay un amigo en tí”, es un programa de hermanamiento entre alumnos mayores y pequeños de tal forma que, a lo largo de todo el curso, los alumnos se acompañan tanto en el ámbito escolar, como en el personal y espiritual. De este modo, se ayudan a nivel curricular, mientras juegan en el patio y acompañándose espiritualmente. Se trata  de tener un referente no docente en quien poder confiar para contarle cómo nos sentimos y qué necesidades tenemos. El acompañamiento entre alumnos, crea así unos vínculos capaces de traspasar el ámbito escolar.

Aprovechando las campañas pastorales como la Infancia Misionera o el día de la Paz, y a través de  los alumnos consiguen dar un paso a su interior y reflexionar con sentido crítico sobre las actividades que se plantean.

Sensibilizados con el afán de acompañar y sentirnos acompañados y teniendo presentes los hilos conductores del proyecto: “¿Cómo puedo ayudar a otros?; ¿Qué podemos aprender a través del juego?; ¿Para quién eres importante?” se seguirán dando pasos que posibiliten la continuidad del proyecto y su extensión a otros colectivos.

Esta experiencia única e inolvidable servirá como estímulo para seguir trabajando con espíritu constructivo y afán de mejora continua.  

Adaptados al mundo, adaptados a todos

Sin duda uno de los grandes retos con los que nos enfrentamos en nuestro día a día es la gran diversidad de personas con las que nos relacionamos y con las que trabajamos.

Los alumnos de Formación Profesional de San Ignacio lo saben muy bien, ya que casi a diario ponen a prueba su ingenio y su destreza para poder dar respuesta a sus potenciales clientes. Por ello dentro de su preparación a la hora de plantear actividades y rutas, han de tener muy especialmente en cuenta a aquellas personas con algún tipo de discapacidad visual, ya que es a través del sentido de la vista a través del cual obtenemos el 80% de la información que nos rodea.

Nuestros alumnos se preparan para atender las necesidades de todos los colectivos con los que se encontrarán después en su vida profesional y para ello entrenan sus habilidades de comunicación, su empatía y su capacidad de adaptación e integración.